La organización International Jewish Anti-Zionist Network (IJAN), en el año  2013, publicó un informe llamado “El rol de Israel en la represión mundial”, donde señala a Israel como responsable de la perpetuación de la guerra y la ocupación a través de la exportación de “armas, tecnologías, entrenamiento y técnicas usadas por gobiernos y corporaciones contra de poblaciones alrededor del mundo”. El reporte indica que Israel vendió misiles, jets de combate, vehículos blindados y expertos en contrainsurgencia a las dictaduras en Honduras y El Salvador.

Israel ha sido acusado de proporcionar clandestinamente armas utilizadas en notorios episodios de genocidio y limpieza étnica en El Salvador. Ya en la actualidad, más precisamente en el año 2013, el Ministerio de Defensa del Salvador ofreció 14,930 fusiles y subametralladoras, y a cambio solicitaba cuatro Obuses -artillería pesada- con cañones antiaéreos de 155 mm con alcance entre 11 y 29 kms.

Defensa designó a dos oficiales artilleros para ir a Israel a verificar los cañones y dieron su aval.

El fabricante de estas armas es la israelí Elbit System. Las armas serían entregadas por Defensa y a cambio de las mencionadas armas y la empresa Centrum ofreció entregar en 2013 dos cañones repotenciados. Estos cañones (obuses M71) fueron traídos en 2016 por un valor de 1.7 millones de dólares.

 

Fuentes consultadas

https://elpais.com/diario/1982/10/25/internacional/404348403_850215.html

https://www.elsalvador.com/eldiariodehoy/defensa-entrego-el-finiquito-por-dos-canones-dice-lopez-davidson/663221/2019/

https://www.defensa.com/centro-america/demanda-sobre-fallo-artilleria-salvadorena

https://wri-irg.org/es/story/2019/exportar-militarismo-como-las-empresas-israelies-comercializan-la-represion-en-america