¿Por qué el embargo militar es central para el movimiento BDS?

El trabajo hacia un embargo militar apunta no solo a los pilares de la economía de guerra de Israel, sino también a algunos de los aspectos fundamentales del marco ideológico del apartheid israelí.

Desde su establecimiento, con la destrucción de más de 500 ciudades, pueblos y comunidades palestinas y la expulsión del 75% de las y los palestinos que vivían en lo que se convertiría en Israel durante la ‘Nakba’, Israel está esencialmente construido sobre la base de la guerra, la opresión y la represión, y sigue prosperando a partir de ellas.

Como dice Tariq Dana, “el fundamento ideológico del estado sionista abarcaba intrínsecamente la proeza militar y la supremacía, fomentada por una cultura del militarismo y un sector comercial militarizado altamente rentable. Gran parte de la prosperidad económica de Israel se debe a que su complejo industrial militar es un nodo clave en los conflictos regionales e internacionales. A su vez, la promoción global de la economía de guerra de Israel se basa principalmente en la transformación de Cisjordania ocupada y Gaza en un campo de pruebas para hardware militar, tecnologías de vigilancia y armas no convencionales”.1

Los argumentos se encuentran en el núcleo del problema.

Desarrollar una campaña efectiva en el marco del llamado a un embargo militar implica que creemos conciencia sobre el hecho que los supuestos básicos israelíes de la sociedad y la política, se basan intrínsecamente en el militarismo, el uso de la fuerza y ​​la opresión, desde el mismo establecimiento de Israel hasta hoy.

Si bien hoy los expertos israelíes intentan distanciar a Israel del hecho que se trata esencialmente de un proyecto colonial, sus padres fundadores fueron claros al respecto. Haim Arlosoroff, uno de los fundadores del partido sionista Mapai y director político de la Agencia Judía para la tierra de Israel, escribió: “Creo que vale la pena tratar de encontrar un equivalente a nuestro problema en los anales de la colonización de otros países2. En el otro lado del espectro del pensamiento sionista, Ze’ev Jabotinsky, el líder del llamado movimiento revisionista en el sionismo, dejó aún más claro el asunto: “Debemos suspender nuestros esfuerzos de colonias o continuarlos sin prestar atención al estado de ánimo de los nativos. La colonia puede desarrollarse bajo la protección de una fuerza que no depende de la población local, detrás de un muro de hierro que no podrán romper”3. Hoy, Israel está construyendo muros de hierro y cemento en los Territorios Ocupados Palestinos y en todo el mundo.

El colonialismo basado en el supuesto de la supremacía de la raza dominante (colona) implica una estructura de violencia en todos los niveles para mantener este poder. “La construcción nacional de Israel ha estado enraizada en la doctrina de la ‘nación en armas’, según la cual el ejército desempeña un papel central en todos los aspectos de la sociedad y la cultura”, concluye Tariq Dana.4

Este entendimiento hace evidente que lo que está ocurriendo en los Territorios Ocupados Palestinos no es un “conflicto entre dos lados iguales” y que la solución no puede estar en más iniciativas para un “mejor entendimiento entre las personas”, “medidas de fomento de la confianza” o paradigmas de “seguridad” de varios géneros. El camino a seguir debe basarse inevitablemente en cambiar el paradigma y garantizar que los derechos humanos, incluido el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y el derecho a la igualdad, se conviertan en el valor central para medir a los actores involucrados y los pasos propuestos adelante.

Una vez que comprendemos la esencia misma del régimen israelí basado en el colonialismo, el apartheid y la ocupación – lo que necesariamente produce la aceptación de un estado de guerra, opresión y represión en curso – comprendemos también la estructura y el impacto de sus exportaciones.

¿Quién puede estar en desacuerdo?

Promover la paz en lugar de financiar la guerra y el apartheid. Este mensaje básico del llamado a un embargo militar condensa la esencia del llamado al Boicot, las Desinversiones y las Sanciones. Si queremos una paz justa en los Territorios Ocupados Palestinos y la región, no podemos apoyar a los que se benefician de las guerras y la represión. Es una demanda básica con la cual es difícil de estar en desacuerdo.

El hecho que la industria militar y de seguridad de Israel, abiertamente comercializa sus productos como “probados en combate” o como un descendiente de las unidades de inteligencia militar de élite de Israel, hace que el argumento sea aún más fuerte. El informe “A Lab and a Showroom”6 de la Coalición de Mujeres por la Paz/Hamushim muestra convincentemente que incluso en las últimas masacres del pueblo palestino durante el GreatReturnMarch (La gran marcha por el retorno) Israel desarrolló, usó y promovió armas a posibles clientes internacionales durante la reciente masacre de civiles en Gaza. Van desde drones de tiro de gas lacrimógeno, a las llamadas balas de mariposa que se expanden dentro del cuerpo y las paredes, y las mallas que permiten mantener el asedio de Gaza. El ex presidente ejecutivo de Magal, Saar Koursh, es citado en el informe: “Gaza se ha convertido en una sala de exposición para las mallas inteligentes’ de la compañía, ya que los clientes aprecian que los productos sean probados en batalla”7.

Los embargos militares han sido reconocidos como instrumentos legítimos en la diplomacia internacional, y el reclamo de menos gasto militar, más reglas y supervisión en el comercio de armas, y el fin del comercio militar con Estados que violan los derechos humanos están creciendo.

Precisamente porque es tan difícil estar en desacuerdo con el argumento, aquellos que quieren evitar que la acción suceda y que la campaña por un embargo militar tenga éxito a menudo, pueden presionar las campañas de BDS hacia un nivel imposible de prueba. Sin embargo, no es necesario rastrear una bala vendida a Israel hasta que una persona palestina que ha sido asesinada con ella, sepa que vender armas a Israel es incorrecto. No es necesario demostrar más allá de toda duda que una cierta forma de represión no habría sucedido sin lazos con Israel para saber que la metodología de importación y la tecnología de represión de Israel es errónea.

Tiene un impacto potencialmente importante.

Más que cualquier otra medida gubernamental, un embargo militar socavaría directamente la capacidad de Israel de continuar su uso diario de la fuerza militar y la tecnología contra las y los palestinos.

Como señaló el ex ministro de Defensa Moshe Arens: “todos los países deberían comerciar con aquellos productos en los que tienen una ventaja comparativa… La mayor ventaja comparativa de Israel es en productos militares, ya que estos requieren tecnología avanzada por un lado y experiencia militar en el otros”.

Las armas, la tecnología y la metodología represivas, los esquemas de vigilancia y las nuevas ideologías de control y exclusión se encuentran entre estos productos de vanguardia.

La industria militar y de “seguridad” es un componente central de la economía israelí y asegura la sostenibilidad de sus agresiones y ocupaciones militares: de acuerdo al ex ministro de Defensa de Israel Ehud Barak, 150.000 hogares israelíes – o alrededor del 10% de la población – dependen económicamente de la industria de las armas.8 Israel es uno de los mayores exportadores de armas del mundo: hasta el 80% de la producción militar de Israel se exporta, y representa al menos el 14% de todas las exportaciones. La mayor parte se vende al Sur Global.9 Israel en 2016 ha otorgado licencias a 6.800 proveedores de servicios de armas y seguridad, convirtiéndola en la industria más grande de Israel. Esto todavía no cuenta con el sector de alta tecnología, que depende en gran medida de la comercialización de la inteligencia y la investigación y aplicaciones militares. El sector de seguridad privada israelí es uno de los de mayor crecimiento en la economía israelí.10(Private Security Companies and the Israeli Occupation).

Israel se enorgullece de ser el primer país del mundo en iniciarse, especialmente en el sector de alta tecnología, y no oculta uno de los principales impulsores de esta dinámica: la transformación sistemática de los oficiales de inteligencia militar israelíes, de unidades militares como la Unidad 8200, en emprendedores de nueva creación. Sus corporaciones transforman el gran gasto de defensa de Israel en capital que ingresa al Estado y su economía. La Revista Forbes estima que más de 1.000 compañías han sido fundadas por 8.200 alumnos solamente.11 La importancia de esta puerta giratoria entre la principal unidad de espionaje de Israel, la unidad de inteligencia militar 8200 y el sector cibernético y de alta tecnología del país, es confirmada por Yair Cohen, un ex general de brigada que una vez comandó la Unidad 8200 y hoy dirige el departamento de inteligencia cibernética de Elbit Systems: “Es casi imposible encontrar una empresa de tecnología en Israel sin gente de 8200”.12 El proceso es bastante simple: Israel permite que el antiguo personal de Unit 8200 use la tecnología para construir sus propias empresas nuevas (a veces obteniendo ganancias inmensas) y, a su vez, obtiene acceso a información en todo el mundo, instalando efectivamente un caballo de Troya en las instituciones que buscan seguridad cibernética13. Aun más grave: altos cargos del Ministerio de Defensa, por ejemplo el ex ministro Barak, trabajan para estas compañías cuando salen de los ministerios y muchas veces vuelve de nuevo al gobierno tras su experiencia privada. Habría que indagar a profundidad si los casos de corrupción dentro del gobierno tienen que ver con estas puertas giratorias laborales.

El impacto del militarismo de Israel crece profundamente en todos los aspectos de la sociedad y la producción. Desde drones14 utilizados en la agricultura hasta investigaciones académicas e incluso equipos médicos.15

La omnipresencia del militarismo israelí no imposibilita la lucha por un embargo militar. Por el contrario, nos permite trabajar desde muchos lugares. En cualquier lugar, cualquier organización puede contribuir al esfuerzo y juntos podemos tener un impacto crucial y transformador.

Fuente de información

1Tariq Dana ; Israel’s Big Business of War Enero 2017 http://www.politicaleconomyproject.org/pepblog/israels-big-business-of-war-tariq-dana

2Degani Arnon; Israel Is a Settler Colonial State – and That’s OK; Septiembre 2016; https://www.haaretz.com/opinion/.premium-israel-is-a-settler-colonial-state-and-that-s-ok-1.5433405

3Shlaim Avi; ; The Iron Wall Israel and the Arab World since 1948 https://archive.nytimes.com/www.nytimes.com/books/first/s/shlaim-wall.html?scp=76&sq=israel%2520arab&st=Search

4Tariq Dana ; Israel’s Big Business of War Enero 2017 http://www.politicaleconomyproject.org/pepblog/israels-big-business-of-war-tariq-dana

5Max M. Mutschler; Global Militarization;

https://www.bicc.de/uploads/tx_bicctools/GMI_2017_EN.pdf

6Coalition of women for peace; A Lab and a Showroom The Israeli Military Industries and the

Oppression of the Great March of Return in Gaza; Junio 2018 https://enhamushim.files.wordpress.com/2018/06/report-with-covers1.pdf

7Traducido del original en inglés para propósitos de este informe.

8Kane Alex; “Combat Proven”: The Booming Business of War in Israel; Julio 2015 https://theintercept.com/2015/06/05/war-israel-booming-business/

9Juma Jamal; The “S” in BDS: Lessons of the Elbit Systems Campaign; Agosto 2016; https://al-shabaka.org/briefs/s-bds-lessons-elbit-systems-campaign/

10Who Profits; Private Security Companies and the Israeli Occupation Enero 2016 https://whoprofits.org/sites/default/files/private_security_companies_final_for_web.pdf

11Behar Richard; Inside Israel’s Secret Startup Machine Mayo 2016; https://www.forbes.com/sites/richardbehar/2016/05/11/inside-israels-secret-startup-machine/#78cf3a451a51

12Witters Staff; Unit 8200 and Israel’s high-tech whiz kids; Junio 2012 http://www.spacewar.com/reports/Unit_8200_and_Israels_high-tech_whiz_kids_999.html

13Ídem

14Rubin Eliran; Israel’s Drone Industry Angry Over Draconian Defense Export Restrictions Noviembre 2016 https://www.haaretz.com/.premium-drone-industry-angry-at-export-restrictions-1.5467737

15Garde Damian; How did Israel become a hotbed for medical devices?, Agosto 2013 https://www.fiercebiotech.com/medical-devices/how-did-israel-become-a-hotbed-for-medical-devices

Leave a Reply