“En 1982, Efraín Ríos Montt -un general que instaló un régimen militar por vía de un golpe de Estado- le dijo a ABC que su éxito se debía al hecho de que ‘nuestros soldados fueron entrenados por israelíes'”[1]

Debido a las restricciones que el Congreso de los EE.UU. puso a la venta de armas (Embargo Militar) al régimen guatemalteco por las violaciones de derechos humanos, la administración Carter, en el último tramo de su estadía en la Casa Blanca, se vio limitada a prestar ayuda militar estadounidense a Guatemala, los líderes políticos y militares israelíes se volcaron a llevar el vacío que dejaban los EE.UU como mercaderes de la muerte en la región, la cooperación estrecha, data de 1960, ya para el momento en que Rios Montt, gobernaba Guatemala, Israel era el mayor proveedor de armas. asesoramiento y tecnología bélica y de vigilancia puesta a disposición a destajo del gobierno dictatorial de Guatemala para la represión y asesinato de las comunidades indígenas, campesinas y guerrillas de izquierda en territorio guatemalteco. Durante los años en que Guatemala sufrió el terrorismo de estado, decenas de miles se vieron obligados a huir hacia México, donde hoy, el papel de Israel  es de asistencia en terreno a las autoridades mexicanas en Chiapas dirigidas principalmente contra la comunidad maya y posibles actividades de “insurgencia”.

Una de las masacres más perturbadoras y ampliamente documentada, llevadas a cabo en este período, fue la destrucción de la aldea del distrito de El Petén llamada Dos Erres.

[1]  https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42477238