En una nota de prensa de la revista colombiana Semana, del año 2012, se mencionó que ambos Estados buscaron quitar algunas “restricciones y limitaciones” legales que tiene este país respecto a ciertas inversiones como una realidad creciente e innegable. Para contextualizar el caso, en el año 2012, Colombia tuvo la visita de Ehud Barak, exministro de defensa de Israel, el cual se reunió con el exministro de defensa Juan Carlos Pinzón a puerta cerrada. Se dice que en aquella visita se tuvo en cuenta no solo un intercambio comercial sino también el de incentivar el diálogo en materia de doctrina militar entre ambos países. También se presentaron otras cuestiones tales como el hecho que Barak fue condecorado por el presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, con la Orden del Congreso de Colombia, en el grado de Gran Cruz con placa de Oro.

Luego de estos encuentros bilaterales viajó a Israel el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visita en la que “altos funcionarios de este país así como de las Fuerzas Armadas sostuvieron importantes reuniones con representantes de varias empresas del sector de la defensa israelí, entre ellas, Israel Aerospace Industries (IAI), Israel Military Industries (IMI) y Elbit System.”. Producto de este lobby político, se firmó en Colombia un Tratado de Libre Comercio con Israel en el 2013, valorado en 700 millones de dólares, el cual fue ratificado en la visita de Netanyahu a Colombia en 2017. Finalmente, la visita de Netanyahu a Colombia en el 2017, tuvo como efecto un Memorando de Entendimiento en Cooperación Científica y un Acuerdo de Cooperación para fomentar el turismo entre ambos países. Con lo anterior, Israel se constituye el principal socio comercial de Colombia en Asia Occidental y Colombia se convierte en el segundo socio comercial de Israel en América Latina, después de Brasil.

Fuentes de consulta