En Colombia se instauró el Grupo Bilateral de Trabajo, Diálogo Político–Militar entre gobierno de este país y el de Israel,un mecanismo que desde el 2003 ha permitido trabajar en temas como rehabilitación de heridos en combate, educación militar, ciberseguridad, protección de infraestructura crítica, e investigación y desarrollo conjunto”. Según el ministro de Defensa en el 2012, “la idea no solo es intercambiar conocimiento y tecnología, sino también información de inteligencia y doctrinas, así como posibilidades de seguir desarrollando capacidades de intereses mutuos”. Este entendimiento no solo se dio en el papel, sino en sucesivas visitas de los ministros de defensa a los países, como la que realizó Ehud Barak a Colombia en abril de 2012. Pero dicha diplomacia no se quedó en viajes, sino que se materializó en proyectos conjuntos como el proyecto de desarrollo de helicópteros artillados Arpía III y IV que se mencionó previamente.

Adicionalmente, en marzo de 2012, ambos países -Israel y Colombia- iniciaron las rondas de negociación que dieron como resultado el pacto de un Tratado de Libre Comercio (TLC). Este fue firmado en septiembre de 2013 y durante el 2017 fue presentado y ratificado en el Congreso de Colombia; En los documentos que sirvieron de línea base en el proceso de negociación, elaborados por los ministerios de comercio de ambos países, se resaltó el hecho que uno de los renglones claves del intercambio comercial es el relacionado con seguridad y defensa, y es precisamente este renglón, uno de los que se vería fortalecido con el nuevo acuerdo comercial. En el 2011, las importaciones de aeronaves y partes de armas sumaron el 49.6% del total de importaciones desde Israel a Colombia.

Fuentes de consulta